Esta planta también es conocida como tabaco de montaña y se ha utilizado siempre en la medicina popular. Su origen está en Europa, crece de manera silvestre en las montañas y tiene un olor similar al de la manzanilla.

 

Las propiedades del árnica son principalmente antiinflamatorias. Su contenido en flavonoides, ácidos fenólicos y amacina entre otros, conceden a esta hierba medicinal propiedades analgésicas, antiinflamatorias, astringentes, antibacteriana y cicatrizantes.

Se recomienda sobre todo su uso externo, ya que al ingerir esta planta puede provocar algún tipo de intoxicación, mareos o dolores de cabeza.

Sus propiedades pueden clasificarse en tres grandes grupos:

  • Propiedades analgésicas que ayudan a aliviar el dolor de golpes, torceduras, contusiones y otras lesiones.
  • Antiinflamatorias debido al compuesto llamado helenalina.
  • Propiedades antimicrobianas que pueden eliminar posibles irritaciones e infecciones de la piel.

 

·
Alivia el dolor de traumatismos, torceduras, golpes o pequeñas lesiones.

· Elimina los moretones y previene su aparición.

· Estimula la circulación de la sangre y reduce la hinchazón.

· Combate los hongos y las infecciones bucales y las producidas por heridas en la piel. Para heridas en la boca, lo ideal es realizar enjuagues.

· Cuida el cabello (champús naturales).

· Reduce el dolor en caso de distensiones musculares.

· Mejora el aspecto de la piel, combate el acné y evita la aparición de estrías.

· Combate la epilepsia.

· Alivia la tos.

· Se está estudiando su uso experimental para tratar células cancerosas del pulmón y de colon.

· Forma parte de tratamientos de homeopatía.

· Disminuye el picor vaginal (realizando lavados con la planta).

· Es adecuada en caso de dolores por artritis reumatoide.

· Se usa para tratar problemas respiratorios y relacionados con la garganta como las anginas y la faringitis.

· Es efectiva para evitar mareos en los viajes.

 

Arnica

€15,00Precio
    • Facebook - White Circle

    © Míden 2020 by LSI